Usach organiza primer foro académico sobre la Ley de Alimentos

Dic
6
2018
A dos años de la vigencia de esta Ley, distintos sectores se reúnen en nuestra casa de estudios para discutir sobre la “Nueva Ley de Alimentos en Chile: Oportunidades y desafíos”, que pretende combatir la malnutrición por exceso que padece cerca del 70% de nuestra población.

El Centro de Estudios en Ciencia y Tecnología de los Alimentos (CECTA) y la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Santiago de Chile, realizaron por primera vez en el foro académico “Nueva ley de alimentos en Chile: Oportunidades y desafíos”, instancia que permitió informar y compartir reflexiones sobre la Ley de Alimentos chilena, sus implicancias y desafíos, integrando a la discusión distintos sectores, como el alimentario, la academia y el vinculado a la salud pública.

Con la participación de José Luís Palacios, Co-director de CECTA, Natalia Gutiérrez, representante de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios de Chile (CONADECUS), la Confederación Gremial Nacional de Organizaciones de Ferias Libres (Asof) y Presidenta de la Fundación Boca Saludable; Felipe Lira, Director de ChileAlimentos y Presidente de Chile Crece Sano y Francisco Rodríguez, Director del Departamento de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de nuestra universidad, se dio inicio a este foro, en donde comentaron sus apreciaciones sobre dicha ley y la labor que cumple cada una de las instituciones a las que representan para combatir uno de los mayores problemas de salud a nivel mundial: la obesidad.

El Dr. Claudio Martínez, Director del Centro en Ciencias y Tecnología de los Alimentos dio la bienvenida a este foro, señalando que la Ley de Alimentos responde a un problema de salud mundial: la obesidad. Por ello, como Universidad de Santiago de Chile este es un tema central: “más allá de polemizar sobre prohibiciones, reglamentos, tamaños de muestra y libertad de información, deberíamos preocuparnos por incrementar la inversión en ciencia, tecnología, innovación y emprendimiento, para poder ofrecer a la población alimentos que cumplan, sin ningún tipo de subterfugio, lo que la salud de las personas requieren” enfatizó el académico.

Por su parte, la Dra. Lorena Rodríguez quien dirige al Dpto. de Nutrición y Alimentos del Ministerio de Salud, ha liderado la gestión para la implementación de la Ley 20.606, sobre la Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad (etiquetado alimentos), y la Ley 20.869, sobre Publicidad de Alimentos. En la instancia detalló un resumen sobre dichas leyes, haciendo un llamado a ampliar la visión hacia una problemática que es de carácter estructural, en donde las cifras mundiales en términos de mal nutrición por exceso empeoran, sobrepasando por primera vez las cifras de malnutrición por déficit.

La Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, muestra que más del 70% de nuestra población tiene malnutrición por exceso y esto, al ser comparado con la encuesta previa, ha ido empeorando. Ante esto, la Dra. Rodríguez recalca los múltiples factores que son concernientes a esta problemática indicando que “cuando uno mira las cifras globales, es importante detenerse en algunas particularidades como las inequidades que se revelan, siendo un problema que se concentra más en mujeres y en personas con menor nivel socioeconómico, por lo tanto, a menor nivel educacional se producen inequidades inaceptables que tenemos que enfrentar no solo desde lo individual, si no que desde lo estructural” enfatiza la doctora.

La Dra. Rodríguez recalcó que, con esta ley se está protegiendo el entorno y considerando la publicidad y escuela, pensando especialmente en niños. “Se construyó esta ley y su reglamento para  proteger niños y niñas,  para favorecer una selección informada de alimentos, para cambiar la conducta alimentaria a mediano plazo y, a mucho más largo plazo, modificar la situación nutricional de nuestro país”.

José Luis Palacios, Co-director de CECTA, agregó que como centro perteneciente a una universidad estatal es de principal interés involucrarse en temas que impacten a la opinión pública, a los consumidores y al país. En ese sentido, el centro se ha preocupado de la obesidad, trabajando con pequeños productores y relacionándose con instituciones públicas y privadas para poder abordar la problemática.

Esto, se materializa en un proyecto ejecutado con más de 40 productores artesanales de distintas regiones, en donde se les apoyó con la reformulación de sus productos y los distintos procesos productivos que se aplican. El Dr. Palacios, recalcó que el principal desafío es hacer productos de origen natural, por lo que “la Universidad de Santiago ha facilitado alianzas entre distintas facultades, para que los especialistas puedan trabajan en crear soluciones ante las necesidades de los productores”.

Por su parte, la nutricionista Natalia Gutiérrez hizo hincapié en la urgencia de fomentar hábitos de vida saludables en poblaciones vulnerables, las cuales son las más acechadas por la obesidad y los productos ultra procesados.

La representante de la Ferias Libres, afirma que existe un importante desconocimiento de la ley por parte de los feriantes, quienes son la principal fuente de productos naturales del país. Por ello, la organización ha brindado distintas instancias para educar.

Desde las organizaciones en las que participa, la nutricionista ha trabajado de la mano con Junaeb, con el fin de promover puntos de venta de productos de origen saludable, los cuales desde el próximo año serán 18 mil como también la instauración de ferias vespertinas, para que jóvenes y trabajadores puedan acceder más fácilmente a productos naturales, a través de la tarjeta BAES como medio de pago, entre otros.

El Director de ChileAlimentos, Felipe Lira, interpeló al Estado en representación de la industria, sentenciando que no se han logrado hacer políticas públicas que logren incentivar el cambio de hábito pertinente, en donde la regulación no es el único factor a considerar.

No obstante, la ley ha ayudado a que la industria pueda involucrarse en la reformulación de alimentos y “el esfuerzo que ha hecho esta para innovar y reducir los niveles de azúcar y calorías ha sido importante. Se ha cumplido en todo lo que se le ha pedido y exigido, pero siguen habiendo dudas si como país, se podrán resolver a largo plazo esta pandemia” recalcó, añadiendo el carácter multisectorial del problema de la obesidad.

Finalmente, Dr. Francisco Rodríguez, Director del Departamento de Ingeniería en Alimentos, otorgó una mirada desde la tecnología, relevando las carreras que ofrece el departamento y la labor que ha cumplido la universidad en esta materia, contando con toda la cadena formativa en el área.

Para el Dr. Rodríguez, el Departamento se ha encargado de enfrentar y dar la discusión respecto a esta ley de alimentos a través del levantamiento de charlas, que permitan dar a conocer el contenido de la ley ante una necesidad urgente de discutir cuáles serían los desafíos para la industria y para la universidad como institución formativa. “Nosotros estamos trabajando mucho en tratar de fortalecer el desarrollo productivo. Hoy, los estudiantes quieren crear productos nuevos de carácter saludable, tratar de disminuir la cantidad de aditivos que tienen los alimentos, hacer productos veganos, etc.,  factores que pueden provocar cambios en la industria de alimentos, en donde hoy los consumidores son parte central” finalizó el académico.